MANEJO FITOSANITARIO DE FRIJOL



Introducción

   Informes Mensuales 2016

El frijol en nuestro país es y seguirá siendo muy importante, no solo para la alimentación de nuestro pueblo, sino también en el aspecto de salud sobre todo para problemas digestivos y algún tipo de cáncer. Ancestralmente, se le ubicó junto con el maíz, chile y calabaza, como el eje central de nuestra alimentación y subsistencia ya que junto con estos productos, conforman proteínas de fácil digestión, absorción y eliminación para el cuerpo humano.


La mayor producción de este cultivo en el estado se concentra en municipios de la zona norte donde destacan por su importancia San Felipe, Ocampo, San Diego de la Unión, Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende, entre otros y que en el 2011 aportaron el 50% de la producción de frijol.




La producción de frijol se ve limitada por dos tipos de factores, los factores abióticos más comunes son la baja fertilidad de los suelos especialmente por deficiencias en nitrógeno, fósforo, fierro y zinc; las altas temperaturas y las temperaturas menores a 15 grados C por períodos prolongados limitan en forma importante el rendimiento de frijol. Sin embargo, la sequía es el factor abiótico más importante que afecta la producción de frijol en la mayor superficie en que se cultiva esta planta en México y en muchas regiones del mundo. Los insectos plaga así como agentes fitopatógenos son considerados como el principal factor biótico que afecta la producción de frijol en México.



En el caso específico del frijol, en la zona norte del estado podemos mencionar como principal problema de insecto plaga a la conchuela del frijol, el cual se presentan durante todo el ciclo de cultivo debido a su comportamiento biológico durante la estación de crecimiento de las plantas de frijol. Por otro lado, el complejo pudriciones de raíz es considerado como otro de los mayores problemas fitosanitarios a los que se enfrentan los agricultores de todo el estado y en especial en los municipios del norte como San Felipe y Ocampo donde la presencia de la enfermedad es endémica pues existen terrenos de cultivo con mas de 35 años de monocultivo de frijol lo que ha favorecido en gran medida los ataques de este complejo de patógenos del suelo y la semilla.



REGRESAR